La huida del fuerte de San Cristóbal: luz sobre una de las fugas carcelarias más importantes de Europa

Desde el siglo XIX vigila Pamplona asomado a lo alto del monte Ezkaba/San Cristóbal, al norte de la ciudad. Allí, a 895 metros de altura, está construido el Fuerte de Alfonso XII, en el que, tras el golpe de Estado de 1936, el Ejército franquista recluyó a miles de prisioneros políticos. Las malas condiciones de vida, el hacinamiento y la corrupción llevaron a un grupo de presos a decidirse a organizar, el 22 de mayo de 1938, una de las fugas carcelarias más importantes de la historia de Europa.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.