La huida del fuerte de San Cristóbal: luz sobre una de las fugas carcelarias más importantes de Europa

Desde el siglo XIX vigila Pamplona asomado a lo alto del monte Ezkaba/San Cristóbal, al norte de la ciudad. Allí, a 895 metros de altura, está construido el Fuerte de Alfonso XII, en el que, tras el golpe de Estado de 1936, el Ejército franquista recluyó a miles de prisioneros políticos. Las malas condiciones de vida, el hacinamiento y la corrupción llevaron a un grupo de presos a decidirse a organizar, el 22 de mayo de 1938, una de las fugas carcelarias más importantes de la historia de Europa.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy