La unidad de la izquierda en la pluralidad de sus voces

Lo que distingue el nuevo proyecto de Yolanda Díaz de Podemos es que nunca ha parecido sentirse mal en el Gobierno al que pertenece. Ha podido mantener distancias públicas en algunas cuestiones, pero sin desafinar en exceso. Ha sido una voz amable que sintonizaba sin problemas con la tarea encomendada. Y eso tiene un importante valor en nuestro enrarecido ambiente político, donde el despelleje de todos a todos está a la orden del día. Añádanle algunos de los atributos de su personalidad —su omnipresente sonrisa, por ejemplo—, o su incansable búsqueda de acuerdos en el diálogo social, y se explica por qué es el político más valorado. En dos palabras, ni polariza ni se pierde en guerras culturales; prefiere ir a lo suyo.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy