Los audios de Villarejo desnudan al PP

Un superpolicía autor de alguno de los éxitos policiales más sonados de finales del siglo XX, ahora jubilado, llama por teléfono al agente encubierto José Manuel Villarejo un 10 de marzo de 2015. Ese día, EL PAÍS revela que Villarejo tiene un patrimonio sospechoso: 12 sociedades y 16 millones de euros de capital.

Seguir leyendo

Cobo, sobre Aguirre: “A poca gente le pueden grabar una conversación en la que haya tanta mezquindad, ruindad y mentiras”

El que fue segundo de Alberto Ruiz-Gallardón en la alcaldía de Madrid, Manuel Cobo, ha cargado contra la expresidenta de la capital, Esperanza Aguirre, por los audios publicados por EL PAÍS que recogen su encuentro con el excomisario de Policía, José Manuel Villarejo y el exjuez decano de Plaza Castilla. “Difaman a mi partido y difaman a la democracia”, ha sentenciado Cobo, que considera la reunión como “la pura operación de un mafioso”.
Aguirre cargó en su charla con el excomisario contra Gallardón por ser “una mala persona”, además de comentar aspectos de su vida privada y la de otros miembros destacados del PP. “Yo le diría a Esperanza Aguirre que se mire en el espejo para ver si ve una mala persona y si se da cuenta de que la gente ha visto cómo es con esta grabación”.
Cobo se ha mostrado incrédulo con las justificaciones que ha dado la expresidenta ante la publicación de su reunión con el expolicía. “Es mentirosa”, ha afirmado el exvicealcalde de Madrid por las explicaciones de la expresidenta, que, en su reunión con Villarejo, admitió comportamientos corruptos de su exvicepresidente Alfredo Prada y su exsecretario general, Francisco Granados, y ha asegurado que realizó dichas afirmaciones para “hacerle la pelota” al expolicía.
Además de las críticas a Gallardón, Villarejo también insulta a Cobo en el transcurso del encuentro, a lo que el exvicalcalde también ha respondido: “Me siento muy a gusto oyendo que hablar a Villarejo despectivamente de mí. Creo que pone las cosas en su sitio. Estoy encantado de que a ella [Esperanza Aguirre] la admire y a mí me desprecie”. Durante el encuentro, la exlideresa regional también negó que ordenase el espionaje a Cobo y Prada, por el que fueron imputados cuatro miembros del Ejecutivo de Aguirre: tres ex guardias civiles asesores de Granados y el ex director general de Seguridad, Sergio Gamón. La trama de seguimientos fue calificada como ‘gestapillo’ por el propio vicealcalde, aunque nunca llegó a demostrarse que fuera la expresidenta quien dirigió dichas vigilancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy