Zarzuela, Moncloa y un mediador cerraron el retorno del rey emérito tras cuatro intentos frustrados

No fue un viaje ni fácil ni sencillo el del primer retorno del rey emérito Juan Carlos I el pasado jueves desde Abu Dabi, donde reside desde hace 658 días, hasta el aeropuerto de Peinador en Vigo. Y eso que voló cómodo durante ocho horas y 45 minutos en un jet privado matriculado en Aruba (Antillas Holandesas), propiedad de la compañía angoleña Bestfly, y que le facilitó el jeque emir Mohamed bin Zayed para desplazarse durante esta estancia en España, según fuentes de su entorno. Este polémico regreso, que culmina este lunes con la cita privada de Juan Carlos I con su hijo el rey Felipe VI en La Zarzuela, llegó precedido de tres meses de negociaciones intensas a tres bandas para cuadrar los requerimientos del actual jefe del Estado, el Gobierno y el emérito, con la figura de un mediador que se mantiene en secreto. Antes hubo cuatro intentos de vuelta que resultaron frustrados.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy