Un juzgado de León avala el despido de un trabajador de una empresa en ERTE porque las dificultades son estructurales

El Juzgado de lo Social nº 1 de León ha considerado procedente el despido de un trabajador con posterioridad a que la empresa se acogiera a un ERTE como consecuencia del Covid-19.
El juez entiende que la mercantil, que atravesaba serios problemas financieros con anterioridad a la pandemia, ha justificado que las causas en que se funda el despido son estructurales y, por tanto, distintas a aquellas en las que se sustentó el ERTE, que eran coyunturales.
En este sentido, señala que «la situación de la empresa resultaba mucho más negativa a la fecha de despido del actor (octubre de 2021) que a la fecha de inicio del ERTE vigente en la empresa (marzo de 2020), concurriendo un cambio relevante y sustancial de sus circunstancias económicas y financieras que no guardan relación directa con la crisis económica derivada …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy