La falta de especialidad como precedente del nombramiento de fiscales

La insistencia de Dolores Delgado en nombrar a Eduardo Esteban Rincón como fiscal coordinador de menores después de que el Tribunal Supremo anulara su designación por considerar que los argumentos esgrimidos por la fiscal general del Estado no cumplían “las exigencias mínimas” ha levantado una polvareda en la carrera fiscal. Las dos sentencias sobre este caso dictadas por la Sala de lo Contencioso-Administrativo —una por cada uno de los dos recursos presentados contra el nombramiento de Esteban— y el escrito de motivación redactado por Delgado para reiterar su designación discrepan en un aspecto fundamental: hasta qué punto la experiencia en una materia determinada (en este caso, los menores) debe ser determinante para ocupar un alto cargo en una Fiscalía especializada.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.