Feminismo Lalalá

Ahora, con la Ley Celaá, todo se hará sin tapujos, sin excusas: habrá censura, versiones directamente manipuladas, adoctrinamiento abierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.