El optimista andaluz

Sánchez tiene encuestas que calculan que el 10% de sus votantes andaluces se ha ido al PP. Frenar la sangría es un desafío político y personal. A su candidato no lo conoce un tercio de los socialistas Leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.