Huelva prevé enterrar las balsas tóxicas de fosfoyesos

Huelva tiene dos serios problemas medioambientales en el corazón costero de su provincia: las balsas tóxicas de fosfoyesos y los metales pesados que la minería aporta a los ríos Tinto y Odiel. El primero y principal será previsiblemente enterrado bajo una capa de un metro de tierra y arcilla a la espera del visto bueno definitivo desde la Junta andaluza. ¿Acabará esta alfombra con el riesgo de contaminación en un enclave al borde del mar que afecta a la capital y cinco pueblos?

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.