Las acusaciones cuestionan al fiscal por rebajar las penas en el caso del rey de la noche de Palma

A las nueve y media de la mañana de este lunes, las cámaras de los fotógrafos de prensa apuntaban hacia una histórica cafetería situada en la misma avenida donde se ubica la Audiencia Provincial de Palma. El magnate del ocio nocturno de la capital de Mallorca Bartolomé Cursach apuraba un café antes de recorrer los escasos metros que lo separaban del tribunal. Este lunes ha comenzado el juicio por el caso Cursach, el mayor caso de corrupción policial de la historia de las islas, sobre la presunta connivencia del empresario con agentes de la Policía Local de Palma para beneficiar sus negocios. Un total de 23 personas se han sentado en el banquillo de los acusados, aunque la sesión ha finalizado con 17, después de que el tribunal haya exculpado a seis al haber sido retirados todos los cargos contra ellos. Las acusaciones particulares han arremetido contra el recorte de penas propuesto por el fiscal.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.