Muere Teodulfo Lagunero, militante del PCE que introdujo a Carrillo en España de forma clandestina

La muerte, el pasado sábado en Málaga, de Teodulfo Lagunero Muñoz (Valladolid, 95 años), arrebata a la reciente historia política una de las figuras más interesantes de la Transición española a la democracia. Su influencia surgió desde los bastidores, no visibles entonces, de aquel amplio movimiento sociopolítico que acabaría con la dictadura franquista. Su importancia vino determinada por haber asumido, por compromiso militante, la condición de mecenas financiero del Partido Comunista de España, cuya lucha clandestina y legalización serían políticamente determinantes. A esta organización dedicó buena parte de su copiosa fortuna personal, acuñada en el sector inmobiliario en España. Pisos francos, viajes, reuniones y sedes oficiales, serían financiados a fondo perdido por Lagunero.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.