El Gobierno se prepara para cualquier escenario de boicot en el Poder Judicial, pero confía en que Lesmes consiga renovar el Constitucional

El Gobierno está siguiendo al minuto la evolución de las negociaciones y los movimientos internos en el Consejo General del Poder Judicial. En La Moncloa dan por hecho que Alberto Núñez Feijóo, pese a lo insostenible de la situación y las quejas y amenazas de dimisión de un hombre elegido por el PP como Carlos Lesmes, está decidido a no renovar el CGPJ en lo que queda de legislatura. Pero esa no es ahora la batalla principal. El Ejecutivo está dispuesto a desbloquear esa negociación en cualquier momento, ante el más mínimo gesto del PP, porque es algo que está tan trabajado ya, después de tres negociaciones casi cerradas, que se podría pactar en dos horas. Pero ahora mismo no hay llamadas entre el Gobierno y el PP porque ninguno de los dos está concentrado en eso. Ahora la batalla es la renovación del Tribunal Constitucional, que es un asunto en el que Gobierno tiene muchas más garantías de éxito que en la del CGPJ, donde como se ha visto el PP puede bloquear durante cuatro años sin problemas.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy