La desestabilización constitucional de España

Desde que entró en vigor, la Constitución de 1978 España ha conocido tres crisis constitucionales, entendiendo por crisis constitucionales aquellas crisis políticas que ponen en peligro la pervivencia del Estado democrático. La primera crisis fue la del 23 de febrero de 1981, la segunda la que provocaron los independentistas catalanes al aprobar dos leyes de desconexión, convocar un pseudo-referéndum y acabar proclamando la independencia de Cataluña, y la tercera crisis constitucional es la que estamos viviendo estos días en torno al intento de prohibir a las Cortes la tramitación de una proposición de ley. Puede parecer hiperbólico comparar la situación actual con las otras dos anteriores pero si meditamos un poco veremos que a día de hoy nos estamos jugando que el equilibrio constitucional de poderes y órganos pueda seguir vigente como expresión orgánica del principio democrático o, por el contrario, que el Tribunal Constitucional asuma un poder que la Constitución no le atribuye y pase a situarse por encima de las Cortes Generales, que representan al pueblo español (artículo 66.1 de la Constitución).

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy